¿Tienes Ansiedad por la comida?

    La ansiedad repercute en todo el organismo de la persona que lo sufre, sentimientos de preocupación contante es la premisa en este trastorno mental. Las personas que padecen estos síntomas a menudo son propensas a sufrir adicciones a sustancias, drogas como el alcohol y el tabaco y otras desarrollan una adicción a la comida. Esto está relacionado a la generación de serotonina que necesita el cerebro para desencadenar respuestas de bienestar.

La ansiedad por la comida

    Estudios como el de Tapia, A (2006) realizado en la Universidad de Chile reflejan la relación existente entre estas enfermedades. E autor encontró que la presencia de síntomas de ansiedad en pacientes con obesidad fue de un “parámetro «resultado ? 4 ó < 4».”  Concluye que si existe un posible trastorno de ansiedad se incrementa notablemente la presencia de un factor de sobrepeso.

   De manera que existe una relación científica que relaciona estas dos condiciones que si no te tratan a tiempo pueden hacer que el paciente caiga en círculo vicioso que fomente  más enfermedades asociadas. Tales como: enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión además de los síntomas de la ansiedad como la preocupación constante, irritabilidad entre otros https://www.ansiedadsintomas.org/ansiedad-nerviosa/ que se pueden asociar a problemas de autoestima que harían aún más complicado encontrar una solución al problema.

   Es necesario comprender que los trastornos mentales asociados a la ansiedad y además relacionados al consumo inadecuado de alimentos deben ser atendidos por un grupo médico multidisciplinario. En el estudio antes señalado se afirma que los pacientes obesos con síntomas de ansiedad deben ser atendidos por un profesional de la salud mental a través de técnicas como la terapia cognitiva conductual para poder lograr en el paciente la modificación de patrones de comportamiento negativos.

   Así que si padeces alguna de estas enfermedades no lo dudes busca la atención médica. Puedes recuperar el control de tus emociones y de tus hábitos alimentarios si lo decides. Hazlo ahora.